LA CANCION DE LOS MAORIES

 

¿Donde está la felicidad que todos buscamos? Yo creo que está dentro de nosotros mismos,  tenemos que aprender a buscarla y eso lo aprendemos con los años, con la experiencia que nos dan. Dependiendo de las decisiones que tomemos en un momento concreto de nuestra vida la encontraremos o no. Este ha sido el primer pensamiento que he tenido después de acabar esta novela.

Esto es lo que les sucede a las  protagonistas de esta historia, clip_image001 ambas tienen unos sueños que no se verán cumplidos (al menos no de inmediato),al tomar decisiones equivocadas. Muchos de vosotros ya habéis leído esta novela, así que no os voy a descubrir nada nuevo, solo os puedo contar mis impresiones. El ritmo de la novela es muy ágil, no me ha agotado en ningún momento ni me ha aburrido y eso a pesar de sus 700 páginas  y a  ser tan previsible.

La trama se centra en torno a Elaine y Kura,  dos primas  totalmente distintas. El personaje de Kura está muy bien perfilado (en realidad creo que todos lo están ), es una chica extremadamente guapa, pero caprichosa y egocéntrica. Su ambición está por encima de cualquier otra cosa, vive por y para la música . Me ha gustado incluso más que el de  Elaine, soñadora, alegre, confiada, un poco ilusa diría yo. Como veis totalmente diferentes. En torno a ellas hay una serie de personajes secundarios, donde podemos encontrar los buenos muy buenos y los malos malísimos y todos van evolucionando y creciendo página a página. En esta historia vamos a encontrar: amor, desamor, traición, violencia, ambición,miedos, encuentros. Por otra parte he descubierto la Nueva Zelanda de finales del siglo XIX, sus paisajes, la industria ganadera, la industria minera. A pesar del título, la autora no nos cuenta casi nada del pueblo maorí a excepción de la música tribal, circunstancia que me ha llevado a investigar un poco por mi cuenta, ya que es muy interesante.

Hay otra cosa que me ha llamado la atención  y supongo que será un fallo de traducción, que la autora se repite constantemente, o que es una costumbre en Nueva Zelanda, y es que casi todos, por no decir todos los personajes en algún momento de la historia en un gesto de hastío, ponen los ojos en blanco. ¿Vosotros también os habéis dado cuenta? A pesar de esto me parece una lectura recomendable para pasar unos buenos ratos de ocio sin complicaciones.

Buena lectura.

monton de libros monton de libros

No hay comentarios: