EL CORAZÓN HELADO


El otro día Blanca en su blog Al calor de los libros nos hablaba de “La voz dormida” de Dulce Chacón y se expresaba en estos términos: “…he sentido cariño y admiración por unas mujeres que bien podían haber sido mis abuelas, mis tías o mi madre…”
A mi me ha sucedido algo parecido con esta novela que os traigo hoy, que es la segunda vez que leo y que me ha gustado aún más que la primera,“El corazón helado” de Almudena Grandes. corazon heladoMe he sentido emocionada, he compartido el dolor de los personajes a causa de la pérdida, de la injusticia, de la traición y he llorado con ellos de impotencia ante una historia tan cercana aún, que podrían haberla protagonizado alguno de nuestros mayores.
Esta novela no es solo una historia de la guerra civil, no es una novela histórica, es la historia de las consecuencias de esa guerra. Consecuencias que rebasan el tiempo y afectan a la tercera generación de los combatientes de esa guerra, como si de una herencia se tratara. Según palabras de su propia autora: “Es una novela de españolitos, de gente corriente, en donde no aparecen personajes históricos relevantes”
La novela gira en torno a dos familias. Dos ramas de una misma familia enfrentadas por la guerra civil. Dando saltos del presente, al pasado desde la época de la guerra civil española, hasta la actualidad.

La familia Fernández Salgado, una familia acomodada, republicana, que cuando tuvo que exiliarse a Francia, ya había perdido a algunos de sus componentes. En Francia  sobrevivieron como pudieron a la espera de poder regresar y cuando pudieron hacerlo, cuando volvieron, se encontraron que habían perdido mucho más, que lo habían perdido todo y se reencontraron con los fantasmas del pasado.

Los Carrión Otero, cuyo patriarca Julio Carrión, hijo de un pastor de ovejas  y de una socialista  que había muerto en la cárcel, decidió que nunca iría con los que pierden como su madre. Con una doble actuación durante la guerra civil y la posguerra  no tuvo escrúpulos en traicionar a cualquiera para progresar y sobre todo para ser de los vencedores.
Álvaro Carrión y Raquel Fernández los protagonistas del tiempo presente, son como os comentaba antes,  los herederos de las consecuencias de esa guerra. Herencia que él desconoce y que ella le desvelará y ayudará a aceptar, al tiempo que ambos se enamoran y viven una confusa pero bonita historia de amor.
Tiene esta novela los ingredientes necesarios para garantizar una buena lectura y horas y horas de entretenimiento gracias a sus más de 900 páginas, y que en ningún momento se hace pesada. Y cuando cierras el libro, se quedan contigo los personajes pues son tan reales y creibles  que no los olvidas fácilmente, porque la autora ahonda en la vida y en los sentimientos de todos y cada una de ellos.
Y hay historias para todos los gustos.
Un héroe de guerra duro que no se acobarda por nada, pero que llora ante la injusticia. He aquí a Ignacio Fernández mi personaje preferido de la historia.
Una viuda roja que no se exilia, incomprendida por su hijo y por su marido actual . Con mucho rencor acumulado y que después de la guerra sigue llevando flores a la tapia del cementerio.
Hijos de exiliados nacidos en Francia que están hartos del miedo (según ellos injustificado) que tienen sus padres y de oírlos hablar de España.
Un falangistas decente e íntegro, personaje curioso que inclina la balanza en una novela donde la autora toma partido claramente por los republicanos.
Historias de amor nacidas en la guerra y que superan la separación y la incertidumbre de saber si al volver seguirá ahí.
De igual modo se aprecia la debilidad que Grandes siente por las mujeres fuertes, tanto en la maldad como en la la bondad. Además del gusto por la poesía haciendo guiños a Lorca, Miguel Hernández a Machado…
El título se inspira en los versos que escribe Machado a comienzos de siglo :
Españolito que vienes
al mundo te guarde Dios.
una de las dos Españas
ha de helarte el corazón.
Contada en primera  y en  tercera persona por una voz omnisciente, con una prosa sencilla y fluida, es una novela que a mi personalmente me ha gustado mucho y  que me gustaría que mis hijas leyeran para que aprendieran su pasado reciente y que por supuesto os recomiendo a vosotros.
Buena lectura

Frase del libro:
“La incertidumbre es una casa inhóspita, fría, llena de goteras, de parásitos, de amenazas invisibles y dañinas.”

Valoración 0-5:
[monton-de-libros_thumb1%255B48%255D.gif][monton-de-libros_thumb1%255B48%255D.gif][monton-de-libros_thumb1%255B48%255D.gif][monton-de-libros_thumb1%255B48%255D.gif]

No hay comentarios: